lunes, 29 de agosto de 2016

NO SON “CONTRADICCIONES CREATIVAS EN EL SENO DEL PUEBLO”, SON CONTRADICCIONES ENTRE EL INTERES NACIONAL Y LOS INTERESES ANTINACIONALES

La élite de las cooperativas mineras, aquella que fue engendrada por el modelo neoliberal y fue la base social de todos los gobiernos neoliberales, defiende los intereses de la minería mediana y los intereses de la empresas mineras transnacionales, aliada del actual gobierno que reorganiza el viejo Estado burgués.

Esta élite es la que utiliza  como carne de cañón a sus trabajadores mineros asalariados, contra cuyos derechos se les obliga a movilizarse y enfrentarse contra las fuerzas policiales del viejo Estado, para defender intereses contrarios a los intereses de nuestra clase explotada y de todo el pueblo boliviano. Los muertos son los trabajadores mineros asalariados y de ninguna manera los miembros de aquella élite burguesa y aliada de la minería mediana y de las transnacionales.
Esta élite, está dispuesta no solo servirse de este gobierno que jamás quiso reestructurar y modernizar la COMIBOL como una  empresa estatal de todo el pueblo boliviano para dedicarse a la explotación minera en toda la cadena productiva, sino apoderarse totalmente del viejo Estado, y de esta manera saquear nuestros recursos naturales al servicio de la empresa privada y las transnacionales.

Los últimos acontecimientos, demuestran y deben hacerle entender definitivamente  a los jacobinos del gobierno y a último jacobino (aunque dudamos que puedan hacerlo), de que no se trata de “tensiones creativas en el seno del pueblo”, sino de contradicciones de los intereses antinacionales en contra de los intereses nacionales; se trata de contradicciones de los intereses antiobreros frente a los intereses de los trabajadores mineros asalariados y de nuestro pueblo. Los explotadores de los trabajadores, aquella élite de las cooperativas mineras que se niega de que sus trabajadores asalariados se sindicalicen, no son de nuestro pueblo, son aliados de la minería mediana y de las transnacionales mineras, las que se benefician además de una legislación minera que les permite eludir el pago de los impuestos y demás privilegios otorgados por los anteriores gobiernos neoliberales y con mayor intensidad por el actual gobierno del “proceso de cambio.”

La Central Obrera Boliviana, debe recobrar su independencia de clase y asumir resueltamente la defensa de los intereses de los trabajadores mineros explotados por la élite de las cooperativas mineras; y asimismo las autoridades masistas y neoliberales de la  Universidad Boliviana, deben ser obligados por los estudiantes y docentes comprometidos con nuestra clase y nuestro pueblo, para que se pronuncien  públicamente en  la defensa de los intereses nacionales y de nuestro pueblo, en estricto cumplimiento del Estatuto de la Universidad Boliviana. El  nuevo superestado minero de la élite de las cooperativas mineras, aliado del gobierno del MAS, es un peligro para nuestros trabajadores y nuestro pueblo.

¡VIVA LA SINDICALIZACION DE LOS TRABAJADORES MINEROS EXPLOTADOS POR LA ÉLITE DE LAS COOPERATIVAS MINERAS!

¡SUPRIMIR LA REPRESENTACION DE LAS COOPERARTIVAS MINERAS EN LA COMIBOL!
¡INTERVENCIÓN  A LA AUTORIDAD JURISDICCIONAL ADMINISTRATIVA MINERA (AJAM) POR ESTAR AL SERVICIO DE LA ÉLITE DE LAS COOPERATIVAS MINERAS!

¡SUPRIMIR EL VICEMINISTERIO DE COOPERATIVAS MINERAS, POR ESTAR AL SERVICIO DE LA ÉLITE DE LAS COOPERATIVAS MINERAS!

¡REVERSION DE AREAS FISCALES ADJUDICADOS POR LA AJAM A LA ÉLITE DE LAS COOPERATIVAS MINERAS!

¡QUE UNA COMIBOL REESTRUCTURADA SE HAGA CARGO DE TODA LA CADENA PRODUCTIVA MINERA!

¡NACIONALIZACIÓN DE LA EMPRESA MINERA DE SAN CRISTOBAL!

¡MUERA EL SUPER ESTADO MINERO DE LA ÉLITE DE LAS COOPERATIVAS MINERAS!

¡POR NUESTRA CLASE Y POR NUESTRO PUEBLO!

¡LA REBELIÓN SE JUSTIFICA!

La Paz, 26 de agosto de 2016
Secretariado
 Partido Comunista de Bolivia (R)

Los Clinton están vinculados con más de 17 asesinatos

Por : James Petras – (La Haine)

26 de agosto de 2016
Ahora se suma el terrorista que trató de entrar a la embajada de Ecuador en Londres, donde está asilado Julian Assange, para asesinarlo
Análisis de James Petras en CX36, 22 de agosto de 2016. 
Efraín Chury Iribarne: La desinformación y la manipulación de los grandes medios de occidente apareció en los últimos días con la fotografía de un niño sirio víctima, dicen, de los ataques del gobierno de Bashar Al Assad y la aviación rusa en Alepo. ¿Hay una política deliberada para desinformar?

JP: Absolutamente sí. El caso particular de la fotografía del niño que ha recibido mucha publicidad y las acusaciones en general contra el gobierno de Siria, es algo totalmente falsificado; porque los principales involucrados en esta fotografía no estaban en el país. No tienen ninguna autoridad para hablar de algo cuando viven en Londres, Bruselas, fuera del país. Además, uno de los principales involucrados está vinculado con ISIS, los terroristas islámicos involucrados en las masacres en Siria. ¿Qué autoridad tiene él? Lo que tiene son posibilidades de falsificar la foto.
Incluso, algunos expertos me comentaron que el niño que aparece en la foto, que aparentemente fue víctima de un ataque, no tiene sangre, está muy tranquilo, los ojos se le ven bien, entonces no representa lo que hemos visto miles de veces en imágenes de guerra cuando atacan niños: están sangrando, física y mentalmente desorientados; en este caso no lo parece. Por todo esto, pienso que hay muchas posibilidades de que esta foto sea totalmente fabricada.
EChI: Frente a los ejercicios "democráticos" de Brasil, del eterno régimen dictatorial de Paraguay y del Macri que vino a "salvar" a Argentina; contra Venezuela. ¿Qué futuro podemos ver para el Mercosur?
JP: Hay pocas posibilidades en verdad, porque el Mercosur depende de la coordinación y cooperación entre esos países y eso depende de la orientación que compartan en la política de integración. En el caso actual, tenemos gobernantes que están involucrados en contrabando, en narcotráfico, como el presidente paraguayo que tiene antecedentes delictivos, ha estado tres veces frente a la Justicia por distintos crímenes, una de ellos por tráfico de drogas. Luego tenemos a Macri que está eliminando las reformas sociales, debilitando el empleo, no tiene ninguna capacidad para asumir la presidencia de su país y mucho menos para asumir la autoridad en el Mercosur. Creo que Macri va a enfrentar una gran crisis, de aquí al año próximo veremos grandes cambios... Macri no tiene mucho futuro, las encuestas muestran que más del 80% de la población argentina está rechazando sus medidas, particularmente los aumentos desmedidos de las tarifas públicas.
En tanto, Michel Temer. el supuesto presidente brasileño. tampoco tiene mucho apoyo. Allí las encuestas también dan que más del 80% de los brasileños buscan una nueva elección para cambiar el gobierno, porque sigue creciendo la desocupación. No veo que los opositores del Mercosur tengan mucho futuro. Mientras tanto el deterioro del bloque regional es evidente y tal vez va a pasar por tiempos muy negativos en el próximo período.
Más allá de esto, no veo alternativa sobre la mesa. Los esfuerzos de los derechistas para formar alianzas con EEUU no marchan. En las elecciones de EEUU hay muchas críticas -incluso entre los derechistas- contra los tratados de libre comercio. Al mismo tiempo que los derechistas rechazan al Mercosur, no tienen otra alternativa; no tienen posibilidad de lanzar un nuevo tipo de integración con países de Europa o EEUU, entonces quedan colgados entre lo que existía en el pasado -que funcionaba- y alternativas que ya no son viables.
EChI: ¿Y a dónde va Europa occidental?
JP: Europa está en muy malas condiciones, se está fragmentando en pedazos, empezando con Inglaterra y el Brexit; aparentemente el electorado ha elegido la opción de ir por su cuenta. Y tenemos otro factor que es muy importante, es cómo los gobernantes y políticos de centro izquierda están en desintegración.
En Alemania podemos decir que la socialdemocracia ha caído en el peor resultado electoral de su historia, y sigue cayendo. En Francia, las encuestas muestran que el Partido Socialista está en plena caída vertical y probablemente en las próximas elecciones no alcanzará siquiera lo que obtuvo en las últimas elecciones; parece que terminaría como tercera fuerza. En Italia, el primer ministro Matteo Renzi está perdiendo terreno; y lo mismo en otros países.
Es decir, la socialdemocracia europea decidió subirse al tren del neoliberalismo y ha perdido a sus apoyos históricos, trabajadores, empleados y los sectores populares. Entonces la socialdemocracia, el centro izquierda, están en proceso histórico de desintegración.
Ahora, como alternativa está surgiendo un tipo de conservadurismo derechista como el Frente Nacional en Francia, las mismas alternativas en Alemania, en Polonia. Podríamos decir que hay un tipo de anti neoliberalismo de la derecha que está aprovechando esta desintegración de la centro izquierda. Eso tampoco podría llegar a una unión de fuerzas, porque entre los derechistas tampoco tiene coincidencias para resolver la unidad de Europa.
Entonces, tenemos tres cosas para discutir: primero la fragmentación de la Unión Europea, segundo la desintegración de un componente esencial como es la socialdemocracia o centro izquierda; y en tercer lugar, el surgimiento de la derecha nacionalista como una alternativa bastante exclusiva entre sí. Europa no tiene mucho futuro doméstico, como tampoco tienen mucho en común en la política exterior.
Por ejemplo, el Frente Nacional quiere pactar o por lo menos negociar favorablemente con Rusia, mientras la derecha polaca es muy hostil hacia Rusia. Entonces no hay ninguna capacidad de unificar la política y solo, EEUU puede utilizat los países más débiles, como los del Báltico, como una plataforma para lanzarse contra Rusia. Más allá de eso, vemos que Turquía ahora también está poniendo distancia en el tratamiento hacia Rusia.
Por tanto podríamos decir que tanto los países de Europa como EEUU quedan cada vez más aislados, y no por amenazas o desafíos de izquierda, sino porque la propia dinámica interna entre las fuerzas capitalistas están en proceso de desintegración.
EChI: Pasamos a otros temas que tengas en agenda.
JP: Bueno, hay una cosa bastante interesante. Ayer (21 de agosto) una persona, parece que un terrorista, trató de entrar a la embajada de Ecuador en Londres, donde está asilado Julian Assange, el titular de WikiLeaks. Assange acusa del intento de asesinato a un agente de Hillary Clinton, que lo quiere eliminar porque tiene más documentación para revelar las mentiras y falsificaciones de Hillary en el período cuando era canciller. En los últimos 20 años los Clinton -William y Hillary- han estado involucrados o vinculados con más de 17 asesinatos o muertes sospechosas, es decir personas, por ejemplo periodistas, que estaban investigando los crímenes de la familia Clinton, caen muertos en la calle o de edificios, o reciben una bala en la nuca.
Incluso en este 2016 varias personas murieron misteriosamente antes de dar testimonio contra Hillary. Es el caso de un ex oficial de ONU, John Ashe; también un periodista que estaba investigando cómo el Partido Demócrata arreglaba las cuentas para favorecer a Hillary apareció muerto en su casa y el móvil no fue el robo. Tenemos más casos que sufrieron lo mismo, incluso una bala en la nuca, y no existe ninguna investigación de estos muertos por parte de los funcionarios que apoyan a Hillary Clinton en la campaña.
Creo que diecisiete casos más el caso de Assange ahora, son suficientes para considerar que cualquiera que se asocie con los Clinton corre peligro de vida si decide darse vuelta y criticar a los Clinton. Es como una asociación mafiosa más que una campaña presidencial.
El otro asunto que quiero mencionar, es lo que está pasando en Turquía. Sabemos de un atentado que ha dejado 51 muertos y todo el mundo reconoce que ISIS son los más definitivamente involucrados en ese atentado.
Ahora, tenemos que preguntarnos por qué ISIS está cometiendo estos crímenes: porque Turquía en estos últimos cinco años toleraba y apoyaba a ISIS. Y ahora cuando tratan de cambiar la política o ajustarla, ISIS está dando medidas contra Turquía. O sea, el atentado cometido por ISIS los gobernantes en Turquía, como (Recep Tayyip) Erdogan eran cómplices invisibles, porque fueron ellos que toleraron, financiaron y apoyaron a ISIS en el comienzo de la intervención e invasión de Siria. Y ahora deben asumir la responsabilidad de que ISIS esté realizando actos terroristas en Turquía.
Extractado por La Haine

viernes, 1 de julio de 2016

El modelo neoliberal está gozando de buena salud y esta en plena vigencia

Hoy más que nunca, convencidos de la actitud de un pueblo sometido y “pasivo” que muerde sus dientes de bronca ante la negativa a sus demandas y necesidades básicas insatisfechas, impotente (porque sus dirigentes de la COB se vendieron al gobierno) frente a las denuncias no siempre investigadas sobre la descarada corrupción en todos los niveles de gobierno; pueblo al que se le dio sólo dos caminos; o “…estás con el oficialismo o eres de “derecha” o “…estás de acuerdo en todo o te expulso”; reduciéndolo de esta manera, a la ciega obediencia del soldado de cuartel, producto también de la actitud oportunista y sin principios revolucionarios de muchos “dirigentes” de doble discurso, cooptados por el poder gubernamental que deciden la suerte de todo un pueblo de manera inconsulta a favor de intereses personales o de grupo sin el menor respeto a sus bases.

Frente a esta realidad los compañeros de base sindicalizados y las fuerzas sociales y ciudadanía en general, están despertando su sentido de rebelión ante ese descontento generalizado; en la actual coyuntura política, es un desacierto las declaraciones de algunos ministros de gobierno frente al problema de ENATEX (generado por su incapacidad de administrarlo y asumirlo sin la debida idea ni competencia en el manejo de esta empresa, y eso de que cacarean demagógicamente sobre la industrialización del país) y que en consecuencia, a través del decreto 2765 ha provocado al pueblo en su conjunto, minimizando y burlándose de las movilizaciones de la COB, y una crisis política y estructural sumados a las demás problemáticas que bien pueden derivar en una suerte de caída en forma de dominó las políticas de este gobierno que no se detiene en su angurria de poder, usando la prebenda el clientelismo el patrimonialismo y todas las formas posibles para perpetuarse en el poder!

Sin embargo, habrá que recordarlos que al inicio de gestión del MAS nadie se atrevía a estar en desacuerdo con el accionar de su gobierno, actualmente tras estas desatinadas acciones e hipócrita manera de gobernar, sin el debido respeto a los ciudadanos en todos los aspectos: ético, moral, valóricos, de principios. etc. El gobierno debe saber que están jugando con fuego, ya que ningún llunku dirigente, tendrá la suficiente autoridad para frenar la rebelión popular. 

También es importante hacer notar, que se ha dado un paso gigante contra el gobierno de forma abierta y desde las filas de la COB, donde las contradicciones internas ya se visibilizan y se profundizan en la toma de decisiones en contra del gobierno, que de continuar este hecho, es acelerar su propio desgaste y de lo mas impredecible, su hundimiento por el descontento generalizado. Y la gran pregunta es: ¿ante ese inminente hecho quién o quiénes lo sucederán? La vieja derecha, de ninguna manera puede serlo, y menos debemos dejar que ello suceda, aunque enarbolen banderas de los trabajadores y de nuestro pueblo para tratar de confundirnos, o intenten encandilarnos reclamando la paternidad de la movilización de los trabajadores (caso Doria Medina, un jurado enemigo de clase).

La historia nos reta a todas las organizaciones del campo popular, a forjar un proyecto político de un Nuevo Estado superior al Estado Plurinacional en crisis (nueva forma del viejo Estado burgués boliviano), el cual debe ser democrático, popular, revolucionario y antimperialista. No hay otra alternativa. 

No se trata de ser dogmáticos y menos heterodoxos (de los que hoy abundan por doquier), sino la de ser consecuentes con la ideología del proletariado: el MARXISMO LENINISNO. La revolucion de la Nueva Democracia requiere mas que un proyecto político de un Nuevo Estado, y ella está ligada inseparablementea nuestra concepción de la revolucion socialista de carácter científico de acuerdo a nuestra realidad objetiva. Lo contrario es reformismo, revisionismo y traición a la clase obrera y a nuestro pueblo, como la de aquellos falsos revolucionarios en funcion de gobierno que reprimen despiadadamente a los trabajadores, persiguiendo y deteniendo a los trabajadores por el solo hecho de defender sus derechos y reinvindicaciones, que además estan consagradas en la Constitucion Política del Estado Plurinacional burguéz. Con razón el gobierno del MAS noabrogó el D.S. 21060, porque el modelo neoliberal está gozando de buena salud yesta en plena vigencia, y se la aplica sin ninguna sensibilidad social en contra de los trabajadores.

 sábado, 25 de junio de 2016

EL RETORNO DE LAS MASAS

La marcha de la COB el día martes 20 de junio y los días posteriores, ha abierto nuevos elementos que es necesario analizar para comprender lo que podría ocurrir en nuestro país. Un hecho evidente, es que los trabajadores, al que el masismo homogeneizaba bajo el término “organizaciones sociales” y que estaban cautivados por la idea de haber llevado al Poder, con el voto mayoritario de las organizaciones sociales, a un “hermano” que seguramente gobernaría en su nombre, hizo se entregaran sin condiciones a la tarea de apuntalar en todos sus actos, al gobierno que, desgraciadamente, no tardó mucho en negociar parcelas del Poder con la derecha, no solo la derecha neoliberal que entró a formar parte del gobierno, sino también con la derecha reaccionaria que estaba dispuesta a dividir el país para salvaguardar sus intereses oligárquicos. La COB se puso se espaldas al pueblo e hizo oídos sordos y ojos ciegos frente a los errores que cometía el gobierno en su afán en construir un aparato que pudiera garantizar el disfrute del Poder “para toda la vida”, como lo manifestara Evo Morales y junto con los estrategas del gobierno, se hicieron impermeables a las críticas. En su afán por eternizarse en el Poder, el MAS prebendalizó sus relaciones con las “organizaciones sociales” y las clientelizó de tal manera que comenzaron siempre a “deberle algo” al partido de gobierno, ya sea por obras de maquillaje para distraer a las masas, la incursión y polleras en el parlamento que fueron interpretadas como si fueran la expresión material del proceso de “empoderamiento” de los campesinos, así como cupos del Poder en los ministerios que no eran otra cosa que pegas, además de otros favores de tipo económico y donaciones directas. Los cooperativistas mineros, conscientes de su poder económico y su capacidad de movilización basados en su número ya demostrado como medios de negociación en anteriores gobiernos, consiguieron transferir a la COMIBOL, el peso económico de cerca de dos mil de sus trabajadores excedentarios y se transformaron de esa manera en el incondicional instrumento de intimidación del oficialismo y se constituyeron en otro estamento de su base social. Gracias a esto, es decir la presión de los cooperativistas en Huanuni, se transformaron en un poder paralelo. Los mineros del sector de la minería nacionalizada, terminaron por disfrutar de una condición semejante a la de socios de uno de los pocos yacimientos minero importantes y convinieron con la COMIBOL, un régimen salarial extraordinario que hizo de los mineros la nueva aristocracia obrera y, de paso, neutralizó a la FSTMB que en otras épocas, fue el baluarte del movimiento obrero y popular. Como consecuencia de ese pesado fardo prebendal que asumió el Estado por razones estrictamente políticas, Huanuni no pudo producir lo necesario para pagar salarios a su planta de trabajadores y desde hace un par de años, comenzó a ser deficitaria, de tal manera que ahora se comienza a hablar de su cierre. Luego vino el caso de ENATEX en que el problema principal, no fue la carena de mercados promovida por el masismo por razones de orden político, sino la politización desvergonzada de su dirección gerencial así como la falta de estudios de factibilidad en todas las empresas inauguradas con bombos y platillos, como Cartonbol, etc. Los trabajadores han identificado como uno de los responsables de la debacle, a uno de los hijos del Dr. Manuel Morales Dávila, que no tiene ninguna formación profesional idónea para orientar las políticas productivas de la empresa, así como otros buenos ciudadanos que ahogaron a la empresa con estrategias descabelladas que le condujeron la quiebra. Por otro lado, por las publicaciones de la prensa, esa empresa comprada sin visión, se convirtió, junto con otras instituciones como el FONDIOC, ECOBOL, etc., en la “caja chica” del gobierno exenta a cualquier tipo de control fiscal. Actualmente, la principal actividad de los estrategas del gobierno, está dirigida a neutralizar las críticas de que son objeto con una serie de acciones judiciales encomendadas sobre todo al Ministerio Público, para desviar la atención del tráfico de influencias y el enriquecimiento ilícito de la Srta. Zapata y su entorno palaciego.
Con todos estos despropósitos, el carisma del “hijo nacido de las entrañas del pueblo”, con el tiempo se desdibujo y mostró a un personaje improvisador, vengativo y calculador que no pensó dos veces en “poner en la congeladora” a lo que fuera la plana mayor y sustento ideológico del proceso, es decir, del grupo fundacional. Como consecuencia del debilitamiento de la figura del presidente y como una forma de enmendar los entuertos, se comenzó una campaña de cooptación de personalidades políticas de las fracciones de izquierda caduca, oportunista y claudicante al margen de sus organizaciones partidarias, y terminaron de ejercer la función de comparsa incapaces de imprimir en el gobierno, el sello de su visión política. El viejo PCB, ha terminado por convertirse en un triste invitado de piedra, sin posibilidad ni capacidad para evitar la derechización del “proceso de cambio”. La COB también sufrió el proceso de fagocitación. A partir del pacto, la alianza o la cooptación, como quiera vérselo, la COB en general y los sindicato en particular perdieron independencia y se transformaron en el colchón de amortiguamiento de los conflictos sociales y, como “organizaciones sociales” se transformaron en sostén que legitimaba y aplaudía frenéticamente los actos del gobierno. La dirección de la COB, desde el tristemente célebre Pedro Montes, inició el período de neutralización las luchas de las masas para mejorar las condiciones materiales del trabajo y transó con el gobierno aumentos de salarios que estuvieron siempre por debajo de los índices de la inflación. La FSTMB enmudeció y se perdieron en la oscuridad del servilismo las glorias pasadas. Las masas obreras, contraviniendo Principios de la COB que proclama su independencia política de clase, se amarraron al carro del populismo masista, incondicionalmente, al extremo de perder su identidad política como representante y defensor de los intereses populares. Por eso, más temprano que tarde, debió producirse la ruptura epistemológica entendida como racionalidad de la creencia y su justificación, entre las masas y el pacto con el masismo. Incluso los intereses de los sectores campesinos que aparecían como los principales actores del proceso, comenzaron a aclararse, primero porque el campesinado no es una masa homogénea sino que a su interior también hay contradicciones entre los campesinos ricos y los campesinos que van en camino a proletarizarse como consecuencia de su desvinculación de la propiedad de la tierra. A pesar de los esfuerzos de los teóricos del pachamamismo para demostrar la unidad de las masas campesinas, resaltaba la presencia de un sector fuertemente vinculado a la concentración de la tierra, que, en atención a su relación con los medios de producción, de los cuales la tierra sigue siendo el medio de trabajo más importante, no eran otra cosa que la burguesía aymara o quéchua o tupiguaraní. Hemos sostenido en anteriores análisis, que la revolución es cuestión de clases, no de raza ni de nacionalidades y que la burguesía, sea la burguesía urbana o la burguesía rural, tarde o temprano, solo reproducirán más burguesía y con ello, más dominación de clase. Los k’amiris, es decir la nueva burguesía aymara, a la larga terminarán por constituir la nueva clase dominante rural empujando a los campesinos pobres a la proletarización, es decir a la venta de su fuerza de trabajo como única alternativa para sobrevivir. Por eso, la única fuente de liberación del obrero, del trabajador y del campesino, no puede ser otra que la revolución socialista de la que los obreros y los campesinos, serán el músculo y el motor. 
La crisis que se ha desencadenado como consecuencia de Enatex y han terminado por empujar a sus direcciones sindicales a asumir una posición de defensa de los intereses de sus bases, por encima de sus acuerdos y sus compromisos espurios, está dibujando un nuevo mapa político en Bolivia. La COB sigue (aun) sosteniendo como suyo “el proceso de cambio” por motivos sobre todo emocionales; pero no tardarán en darse cuenta que la práctica del populismo, maquinado sobre la corrupción y la prebenda, no pueden sino reflejar otros intereses cada vez más relacionado con las viejas fracciones burguesas del poder tradicional. El discurso de posesión de Guido Mitma a la dirección de la COB, nos hacía pensar que eventualmente podría representar la nueva corriente, que por el momento es subterránea, que ponía en cuestión las políticas sociales del masismo; pero en aquel momento, pudo más los compromisos, los acuerdos sectoriales y las dádivas. Pero las nuevas condiciones objetivas que se han dado como consecuencia del despido de cerca de dos mil trabajadores, ha obligado a la dirección de la COB, a radicalizarse para no ser sobrepasadas por las masas que terminarían por pasar sobre ellos. 
Por eso, Guido Mitma y compañía debe terminan por asumir la defensa de los intereses de clase de las bases trabajadoras, pasando por encima del vergonzoso pacto prebendal como el masismo. Nosotros vemos la ruptura de la COB con el gobierno, (que deberá producirse tarde o temprano) como una necesidad no solo de las masas trabajadoras, sino del país. Esto servirá para que reasuma su calidad de dirección del movimiento obrero y popular, rescate su institucionalidad prevista en sus Estatutos, vuelva por los fueron de la independencia política de clase prevista por la Tesis Socialista de 1970 y coadyuve a la construcción de la alternativa Nacional, Popular, Democrática, Revolucionaria y Antimperialista que frene el prorroguismo populista del masismo y pare en seco la ilusión de la derecha cavernaria y neoliberal de volver al Poder sobre los hombros del pueblo como en un momento volviera el Gral. Banzer, con el respaldo de los propios distritos mineros. El masismo ha entrado en su fase de descomposición víctima de su corrupción que ha carcomido sus entrañas. 
En todo caso, la huelga declarada por la COB, nos anuncia que la marcha de las masas de trabajadores, se ha iniciado y que están dispuesta a luchar por sus intereses y los intereses del pueblo, incluso por encima de sus actuales direcciones amarradas al populismo prebendalista del masismo, actualmente en su etapa de descomposición terminal. No confiamos en Guido Mitma; pero no vamos a cometer el error de luchar contra él, porque hay objetivos superiores relacionados con nuestro deber de elevar el nivel ideológico de las luchas de las masas para que el populismo no termine por derrotarnos como consecuencia de nuestras luchas internas. Tenemos como objetivos comunes. Esos objetivos comunes deben ser nuestras herramientas para fortalecer el movimiento obrero y popular.
VIVA LA ALIANZA DE OBREROS Y CAMPESINOS!
VIVA EL PARO DE LA COB!
RESPALDO MILITANTES AL PARO DECRETADO!
ENATEX PARA ADMINISTRACIÓN DIRECTA DE LOS TRABAJADORES!
PARTIDO COMUNISTA DE BOLIVIA (R) 
La Paz, 21 de junio de 2016.

lunes, 27 de junio de 2016

¿Empieza la desintegración de la Unión Europea?


Por BOLTXE
La gran mayoría de los medios de comunicación, incluido Gara, nos están dando a entender el Brexit como un logro de la derecha y de la ultraderecha por el apoyo que han dado a esta campaña. Sitúan las motivaciones del Brexit en el nacionalismo reaccionario y la xenofobia, en la ignorancia del pueblo y la inconveniencia de los referendos. No negaremos que quienes defienden estos preceptos han apoyado la salida del Reino Unido de la Unión Europea, pero todos los que lo han apoyado no puede decirse que sean reaccionarios y xenófobos. Se omite que según se va desarrollando la Unión Europea aumenta el descontento y el rechazo entre las clases populares principalmente entre la clase trabajadora. Las políticas de la Unión Europea han sido claramente favorables a las burguesías de la Unión (incluida la oligarquía inglesa que era contraria al Brexit) y opuestas a las clases populares que ven como día a día empeoran sus condiciones de vida. La experiencia del referéndum sobre la Constitución Europea, las protestas griegas contra la troika, las luchas en Francia contra la reforma laboral… y ahora el Brexit van dando muestras del alejamiento cada vez mayor de los trabajadores de ese proyecto de Unión como imaginario de una democracia que siempre hemos denunciado como pura ideología, es decir falsa conciencia necesaria.
 
Las políticas de la Unión Europea han sido claramente favorables a las burguesías de la Unión (incluida la oligarquía inglesa que era contraria al Brexit) y opuestas a las clases populares que ven como día a día empeoran sus condiciones de vida. Partes de la pequeña burguesía, profesionales liberales, sectores de viejas burguesías fabriles han abanderado el Brexit porque también se sentían perjudicados por las políticas de la Unión Europea ante la inacción de gran parte de la izquierda, especialmente de la socialdemócrata.
 
Comprender por qué muchas expresiones de este descontento popular se pueden capitalizar por la derecha y la ultraderecha se explica por la postura que toman las socialdemocracias europeas al respecto. Se alejan de las clases populares al apoyar indefinidamente el proyecto de esta Unión Europea e implementar sus políticas dejando claro su naturaleza de clase al alinearse a favor de la burguesía. Como mucho se nos muestran tímidas críticas con más intención de apaciguar que de otra cosa, con la esperanza de poder reformar este proyecto capitalista en un futuro que nunca llega. En este apoyo a la Unión Europea podemos encontrar un factor importante de la decadencia de la socialdemocracia en Europa.
 
Sortu comete un gran error al posicionarse junto a las socialdemocracias europeas y apelar a la posibilidad de una Europa más humana, más democrática, postura, por cierto, similar a la del partido español Podemos y a la del eurocomunismo.
 
Desindustrialización, acabar con el sector agrícola, Plan Bolonia, OTAN, TTIP, fracking, paraísos fiscales, la corrupción derivada de los fondos de cohesión, Idomeni… no podemos perder de vista la realidad quitándole la cobertura ideológica a este monstruo. Iñaki Egaña nos hablaba de un EHxit este sábado en su artículo en Gara, situándolo en el plano de la soberanía respecto a España y Francia, echamos evidentemente en falta que ese EHxit tiene que llegar a la salida de la Unión Europea, de la OTAN… si no esa soberanía solo será aparente y a merced de los intereses del capital, no podrá responder a las demandas de las clases populares.
 
Entre las consecuencias del Brexit se habla de una posible desaparición de la Unión Europea, puede que la oligarquía europea plantee caminos intermedios para salvar la papeleta o simplemente no hacer que Gran Bretaña no salga de la Unión Europea, ya que en este momento no se ha activado el artículo 50 del Tratado de Lisboa que es el que inicia el proceso de salida de un Estado Miembro. También se han activado, en las últimas horas, diversos mecanismos que van desde el veto escocés al Brexit a la salida de importantes bancos de la City hacia París y Frankfurt... Lo que sí tenemos claro es que esto supone un acelerón a la nueva fase de la crisis del capital en la que estamos inmersos y que el capital planteará que sea la clase trabajadora la que pague con creces el objetivo de mantener la tasa de ganancia.
 
Las izquierdas revolucionarias de Europa, y la izquierda revolucionaria de Euskal Herria, tenemos que analizar y explicar por qué tenemos que acabar con esta Unión Europea. Que para construir nuevas alianzas continentales y mundiales han de basarse en la soberanía de los pueblos, en el internacionalismo proletario y en la ausencia de explotación en cualquiera de sus formas.
 
En Euskal Herria se está abriendo un debate popular sobre el movimiento revolucionario de liberación nacional que necesitamos, es necesario que lo enriquezcamos con reflexiones en torno al contexto y la coyuntura nacional e internacional. Pongámonos a ello.
 
Boltxe Kolektiboa
 
26 de junio de 2016
 

Análisis postelectoral de urgencia

Las elecciones del pasado domingo 26 de Junio tienen un claro vencedor, el PP, que remonta 14 escaños respecto a las elecciones del pasado Diciembre y gana en la gran mayoría de las provincias. Cuenta también con otro partido que, a pesar de obtener 5 escaños menos, parece salvar los muebles y la cabeza de

Sor Paso
Las elecciones del pasado domingo 26 de Junio tienen un claro vencedor, el PP, que remonta 14 escaños respecto a las elecciones del pasado Diciembre y gana en la gran mayoría de las provincias. Cuenta también con otro partido que, a pesar de obtener 5 escaños menos, parece salvar los muebles y la cabeza de su secretario general, a pesar incluso de su derrota en feudos como Andalucía y en otros que lo fueron históricos como Extremadura o Castilla la Mancha.
Y si hay vencedores claros y “derrotas semidulces” -en comparación con la debacle que auguraban los arúspices- también los hay que sufren derrotas contundentes. Ciudadanos, que pierde la quinta parte de sus escaños y Unidos Podemos que, pese a integrar en coalición a Podemos e IU y lograr 2 escaños más, pierde 1.200.000 votos aproximadamente.
¿Cómo se ha llegado a esto en apenas 6 meses?
Habría que recordar que aunque los potenciales dos bloques (derecha de PP y Ciudadanos y “progresistas”, eso dicen ellos, PSOE y Podemos) estaban bastante igualados, con una ligera ventaja de 4 escaños para el bloque de la derecha en los resultados de Diciembre de 2015, esa diferencia se ha hecho ahora mayor a favor de la derecha, siempre hablando en escaños. Las posibilidades de que el PP pueda ahora formar gobierno en coalición y sin que nadie pida la cabeza en bandeja de Rajoy se han acrecentado. Se ha volatilizado la posibilidad de un gobierno paella (o “a la valenciana”, que diría Pablo Iglesias) porque la suma de PSOE+ Unidos Podemos se queda a 20 escaños de la mayoría absoluta y necesitarían el apoyo de los independentistas catalanes y vascos (linea roja para el PSOE), de los regionalistas canarios, de un ujier de las cortes y de un señor, representante en lencería fina, de Murcia, que pasaba por Madrid. Preveo que la segunda hipótesis no sucederá y que Mariano Rajoy revalidará su Presidencia, quizá en segunda vuelta.
Quizá ahora entiendan algunos porqué el aventurero, esforzado y superviviente Sánchez quiso un pacto a 3 (PSOE+Podemos+ Ciudadanos). Le salía entonces una cómoda mayoría absoluta, si hubieran pactado un gobierno común. Al fin y al cabo entre ellos 3 hay más similitudes que diferencias, pese a los cacareos de formas (que no programática) de PIT (Pablo Iglesias Turrión), que no Brad. Al fin y al cabo, los 3 se entienden en lo básico: UE, OTAN, inalterabilidad de la monarquía, aceptación del capitalismo como sistema y una común crítica a la corrupción del PP. Sospecho que a Rivera, ésta última se le ha olvidado ya anoche, en medio de la bruma que surgía en su cabeza sobre causas y consecuencias de su batacazo.
Lo que está claro es que, más allá de las risas que generan los traspiés dialécticos de Rajoy, la corrupción desde los cimientos al tejado del PP, sus políticas antisociales, las más graves desde la transición, sus recortes de libertades, etc. etc., el endiablado resultado de las elecciones de Diciembre, en cuanto al objetivo de formar gobierno, sólo podían beneficiarle a él y su partido. Sólo tenía que estarse quieto (lo hace muy bien), decir unas cuántas sandeces (lo hace aún mejor) y esperar a que la situación se pudriera lo bastante como para que tuviera que irse a unas nuevas elecciones, bajo el aspecto de segunda vuelta. Sus oponentes con su incapacidad para pactar, a pesar de que ninguno de ellos tuviera, de fondo, grandes diferencias ideológicas (los tres son prosistema), le allanarían unos meses más tarde el camino hacia la Moncloa.
El PP ha vendido bien varias cosas.
La primera, lo acabó de decir, la incapacidad de sus contrincantes de ponerse de acuerdo.
La segunda, una cierta idea de recuperación económica que, aunque para los críticos a su gestión se revele falsa (el crecimiento de la pobreza se ha incrementado incluso en los últimos tiempos de su mandato), lo cierto es que la mayoría pasiva se la ha ido comprando (más empleo, aunque de mierda, incremento del consumo y sensación de que España ha salido de lo peor de su situación económica). Conviene distinguir la opinión publicada en ciertos medios de la opinión pública, que se conforma de un modo más complejo.
La larga crisis capitalista y sus consecuencias para la clase trabajadora no han acabado y previsiblemente se incrementen en los próximos tiempos pero el PP está logrando convencer a un creciente número de personas sobre ello. Hay que pensar que hay un segmento importante que no ha sufrido de forma significativa la crisis en estos años, y otro mucho menor, pero importante, que ha comprado la idea de expectativas de mejora de su situación.
Cuando el PP forme gobierno tendrá que torear con nuevos recortes que le impone Bruselas por alrededor de 12.000 millones (en los que hay que incluir la famosa multa que le impone la UE por el incremento del déficit), pero ese será ya un problema distinto para un partido que hace no tanto parecía acabado para muchos.
El tercer acierto del PP fue polarizar la campaña entre él y los anticomunistas de Unidos Podemos, a los que previamente acusó de comunistas para asustar a una sociedad tan conservadora como la española. Acabó por tener el efecto de reforzarlo a él y de descalabrar a los segundos.
El PSOE ha salvado los muebles (aunque su descuelgue del PP se ha agrandado de forma notable y ha tenido el peor resultado desde la transición), fundamentalmente porque las manipulaciones estadísticas sobre el pretendido “sorpasso” al que iba a someterle Unidos Podemos se ha demostrado falso y sospecho que más que intencionado. Eso sin contar la incapacidad de los técnicos de encuestas preelectorales de traducir una parte de los supuestos indecisos como abstencionistas reales ante una campaña-circo que sentíamos que ni los 4 muleros del IBEX35 ni sus programas tenían que ver con nosotros.
Por otro lado, además de parecer Pedro Sánchez un buen chico a una parte del electorado fiel del PSOE, ha visto recompensados sus esfuerzos para formar un gobierno al margen del PP, dentro de una sociedad muy escorada a la derecha, por mucho que las estúpidas tablas de autodefinición ideológica digan que la mayoría de la población española se sitúa en el centro-izquierda ¿Qué coño es el centro izquierda y qué coño es en medio de la más grave agresión a la clase trabajadora en una sociedad en la que hasta un peón albañil se cree que es clase media? A una sociedad conservadora un tipo como Sánchez y un partido como el PSOE no les cae tan mal como algunos creen. El problema lo tienen quienes confunden sus deseos con el análisis correcto de la realidad.
Si embargo, el PSOE tiene un gravísimo problema para convencer a la mayoría de la sociedad española de que es una alternativa de gobierno. Y no precisamente porque la sociedad española le considere a su izquierda sino porque aún está muy presente en la mente de muchos que Zapatero fue el primer recortador de derechos laborales y una especie de capitán borracho del Titanic y porque en todo este tiempo, además de aparecer más concursantes políticos que fragmentaban su suelo histórico, se ha demostrado incapaz de girar desde el social-liberalismo a la socialdemocracia. El primero está ya muy concurrido tanto por Ciudadanos como por Podemos, al que la socialdemocracia le queda a trasmano.
Ciudadanos ha envejecido en muy poco tiempo. Se ha llenado de grandes y pequeñas miserias y corrupciones que contradicen mucho la pretendida transparencia y regeneración de la que alardeaba este partido. Se le ha visto con frecuencia el pelo de la dehesa derechista y se ha rebelado como un gran granero en el que guardar parte de los votos al PP que ahora empiezan a volver.
Unidos Podemos ha descubierto que el “sorpasso” se queda en sorpresa -saludos, Anguita- donde la sopa de siglas que hace meses se rechazó y luego se aceptó, sin explicar el porqué, se ha dado un batacazo de órdago.
Cuando hace días Rajoy dijo aquello de “Pablo Iglesias cambia mucho. Incluso el otro día dijo que era socialdemócrata y enfadó a Pedro Sánchez; a mí, mientras no se haga democristiano, estoy tranquilo”-él, que aplica la máxima de “en tiempos de tribulación no hacer mudanza”, de Ignacio de Loyola- comprendí inmediatamente que gran parte de los votantes españoles debían tener esa misma imagen de Podemos.
La sociedad respeta mucho la coherencia personal y de los partidos. No digo que los vote pero sí que la aprecia. Lo que no respeta es a los políticos y los partidos veleta que pasan de afirmarse un día comunistas a otro “socialdemócratas como Marx y Engels”, hablar luego de que hay un lado peronista en Podemos o acabar admitiendo que hay un hilo entre Marine Le Pen y Podemos. Al final, los partidos todoterreno, las errejonadas de los “significantes vacíos” para hacer ensaladas ideológicas transversales e “inclusivas” acaban dando como consecuencia un sindios que produce un mosqueo del 15.
Si a ello le unes a una IU convertida en la querida de Podemos, con unos dirigentes saltimbanquis, incluido el de “Me va a costar votar, pero lo haré porque aunque vayas quinto, tú sigues siendo mi candidato” (Cayo Lara) y unas bases disciplinadas para seguir a unos dirigentes aventureros y sin escrúpulo ideológico alguno, el resultado es que los votantes tradicionales de IU no les siguen, una parte de los votantes anticomunistas (la mayoría) de Podemos no entiende el apaño y la pretendida “suma que multiplica” se convierte en una resta con vocación de división. Resultado: hostión (con HACHE. Ostia es un puerto de la antigua Roma y también una ostra) inesperado por inflación de encuesta preelectoral.
Los cuchillos se afilan en Podemos y en IU. Habrá cruce de navajas, y no por una mujer, que decía Mecano, sino porque las expectativas de los grandes “strategos” Carolina Bescansa y Errejón se han demostrado absolutamente catastróficas. Cuando la ausencia de ideología se sustituye por corazones, ilusión y sonrisas lo que ocurre es que, al primer batacazo, todo se vuelve descorazonamiento, caras largas y de circunstancias de los dirigentes y lágrimas de los cheerleaders y ciberactivistas, que no militantes, como pudimos ver anoche en los televisores.
No sé si habrá dimisiones o no en IU y en Podemos. Algunos llevan el culo pegado a sus sillones con Loctite reforzado. Pero sí sé que habrá “noche de los cuchillos largos” en esos grupos porque las ambiciones frustradas, las deudas con los bancos de IU, los callos pisados, las venganzas esperando su hora, los agravios infringidos dentro de las respectivas casas políticas, nunca encontrarán mejor momento para materializarse.
Dado que sus dirigentes y la gran mayoría de sus bases son pequeñoburgueses en lo ideológico temo que la próxima propuesta de revisión de los “significantes vacíos” les lleve a exacerbar su patriotismo y sus simpatías por el capitalismo nacional hasta pegarle una pasada por la derecha al propio PP. Eso sí, con la bendición de Bergoglio
Los comunistas y la abstención
Mi impresión es que la inmensa mayoría de los comunistas no hemos ido a votar y ello por varias razones:
  • La primera de ellas por una reacción a flor de piel: el asco físico al circo mediático y al supermercado electoral de los 4 partidos defensores del orden capitalista.
  • La segunda porque no nos hemos reconocido programáticamente en las principales opciones políticas tan ajenas a la dolorosa situación vital de gran parte de la clase trabajadora, machacada por la crisis capitalista y las recetas del PSOE primero y luego del PP. En lugar de ello hemos visto a un Unidos Podemos practicando el anticomunismo y renunciando incluso a una política socialdemócrata (sólo los ignorantes llaman socialdemócrata al PSOE, cuando la socialdemocracia era IU en su época más digna).
  • El tercero porque hemos llegado a la conclusión de que “gobierne quien gobierne” hará la política que le marque el capital europeo y sus brazos armados, la UE y el FMI.
  • El cuarto, y el más importante porque, en el momento actual en el que los gobiernos y los parlamentos han demostrado no tener la más mínima apariencia de autonomía respecto al capitalismo, hemos llegado a la conclusión de que incluso votar opciones comunistas no resuelve, sino que pospone, el principal problema que tenemos los marxistas: la necesidad de crear organización, hacer lucha ideológica inteligente y reconstruir el combate político y social que ha dejado vacías las calles y ha desplazado fuera de escena la cuestión principal, el antagonismo capital-trabajo y la lucha de clases que los capitalistas no han perdido de vista sino que han reafirmado durante este período de crisis de su sistema. En un tiempo en que las fuerzas de los comunistas son muy escasas, atomizadas y dispersas y que al sujeto político se le ha amordazado la voz, nuestras pocas fuerzas deben ir destinadas a lograr dichos objetivos. Una campaña electoral no da visibilidad alguna a una opción sin representación, o tan mínima para el esfuerzo que requiere y las tareas que pospone a cualquier organización extraparlamentaria, que es absolutamente equivocado plantear ese tipo de batalla. El paso de los 26.254 (0,11%) de las elecciones del 20D de 2015 a los 26.546 (0,11%) en las del 26J de 2016 demuestra que la estrategia del PCPE de darse impulso electoral, recogiendo el voto de los sectores comunistas de la antigua IU, es absolutamente equivocada. Tensar el músculo de la militancia para obtener tan magros resultados, en lugar de exteriorizar absolutamente a la organización e ir creando poder popular, sólo consolida la repetición de los errores, a pesar de que las propias tesis del X Congreso del PCPE inclinaban a una insuficiente pero necesaria autocrítica por la interiorización de este partido y su limitada conexión con las masas. El resultado de volcarse en una campaña, que quita energías para recuperar la calle, no ha sido dar más visibilidad a su partido sino evidenciar la debilidad de las organizaciones comunistas, lo que debiera conllevar una segunda autocrítica.
Con esa abstención, aunque su notable incremento no es sólo nuestro ni mucho menos, los comunistas hemos logrado varias cosas:
  • La primera, evidenciar que existimos y que el rey (Unidos Podemos) estaba desnudo.
  • La segunda, no caer en el “cretinismo parlamentario” del que hablaron en su día tanto Marx, como Engels y Lenin, especialmente en tiempos en los que los parlamentos y los gobiernos nacionales deciden nada que no venga de Bruselas. No se trata de caer en el antiparlamentarismo por el antiparlamentarismo sino de tener claro prioridades y momentos en los que tiene sentido compaginar este ámbito con el principal de la lucha política en las empresas y en los barrios y cuándo no lo tiene.
  • La tercera, reconocernos como un grupo que, aunque huérfano de un fuerte partido de nuestra clase, no traga con el gatopardismo de los minireformistas títeres del capital. Construir organización unitaria de comunistas con partido y sin partido donde podamos trabajar juntos, debatir, elaborar teoría marxista, formarnos y reconstruir militancia y conciencia de clase es un desafío que los militantes del Espacio de Encuentro Comunista nos hemos impuesto. Sin dogmatismos y sin exclusiones. Será una labor muy larga, dura, callada y paciente pero no hay otro camino si queremos romper la rueda del tiempo que desde hace tanto conduce a nuestra clase a la casilla de salida. 
    Fuente original de la noticia: http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2016/06/analisis-postelectoral-de-urgencia.html

El modelo neoliberal está gozando de buena salud y esta en plena vigencia

Hoy más que nunca, convencidos de la actitud  de un pueblo sometido y “pasivo” que muerde sus dientes de bronca ante la negativa a sus demandas y necesidades básicas insatisfechas, impotente (porque sus dirigentes de la COB se vendieron al gobierno) frente  a las denuncias no siempre investigadas sobre la  descarada corrupcion en todos los niveles de gobierno;  pueblo al que se le dio sólo dos caminos; o “…estás con el oficialismo o eres de “derecha”  o “…estás de acuerdo en todo o te expulso”; reduciéndolo de esta manera, a la ciega obediencia del soldado de cuartel,  producto también de la actitud oportunista y sin principios revolucionarios de muchos “dirigentes” de doble discurso, cooptados por el poder gubernamental que deciden la suerte de todo un pueblo de manera inconsulta a favor de intereses personales o de grupo sin el menor respeto a sus bases.

 Frente a esta realidad los compañeros de base sindicalizados  y las fuerzas sociales y ciudadanía en general, están despertando su sentido de rebelión ante ese descontento generalizado; en la actual coyuntura política, es un desacierto las declaraciones de algunos ministros de gobierno frente al problema de ENATEX (generado por su incapacidad de administrarlo y asumirlo sin la debida idea ni  competencia en el manejo de esta empresa, y eso de que cacarean demagógicamente sobre la industrializacion del país) y que en consecuencia, a través del decreto 2765 ha provocado al pueblo en su conjunto, minimizando y burlándose de las movilizaciones de la COB, y una crisis política y estructural sumados a las demás problemáticas que bien pueden derivar en una suerte de caída en forma de dominó  las políticas de este gobierno que no se detiene en su angurria de poder, usando la prebenda el clientelismo el patrimonialismo y todas las formas posibles para perpetuarse en el poder!

Sin embargo,  habrá que recordarles que al inicio de gestión del MAS nadie se atrevía a estar en desacuerdo con el accionar de su gobierno, actualmente tras estas  desatinadas acciones e hipócrita manera de gobernar, sin el debido respeto a los ciudadanos en todos los aspectos: ético, moral, valóricos, de principios. etc. El gobierno debe saber que están jugando con fuego, ya que ningún llunku dirigente, tendrá la suficiente autoridad para frenar la rebelión popular

También es importante hacer notar, que se ha dado un paso gigante en la reacción contra el gobierno de forma abierta y desde las filas de la COB, donde las contradicciones internas ya se visibilizan y se profundizan en la toma de decisiones en contra del gobierno, que de continuar este hecho, es acelerar su propio desgaste y de lo mas impredecible, su hundimiento  por el descontento generalizado. Y la gran pregunta es: ¿ante ese inminente hecho quién o quiénes lo sucederán? La  vieja derecha, de ninguna manera puede serlo, y menos debemos dejar que ello suceda, aunque enarbolen banderas de los trabajadores y de nuestro pueblo para tratar de confundirnos, o intenten encandilarnos reclamando la paternidad de la movilizacion de los trabajadores (caso Doria Medina, un jurado enemigo de clase).

La historia nos reta a todas las organizaciones del campo popular, a forjar un proyecto político de un Nuevo Estado superior al Estado Plurinacional en crisis (nueva forma del viejo Estado burgués boliviano), el cual debe ser democrático, popular, revolucionario y antimperialista. No hay otra alternativa. 

No se trata de ser dogmáticos y menos heterodoxos (de los que  hoy abundan por doquier), sino la de ser consecuentes con la ideología del proletariado: el MARXISMO LENINISNO. La revolucion de la Nueva Democracia requiere mas que un proyecto político de un Nuevo Estado, y ella está ligada inseparablemente a nuestra concepción de la revolucion socialista de carácter científico de acuerdo a nuestra realidad objetiva.  Lo contrario es reformismo, revisionismo y traición a la  clase obrera y a nuestro pueblo, como la de aquellos falsos revolucionarios en funcion de gobierno que reprimen despiadadamente a los trabajadores, persiguiendo y deteniendo a los trabajadores por el solo hecho de defender sus derechos y reinvindicaciones, que además estan consagradas en la Constitucion Política del Estado Plurinacional burguéz. Con razón el gobierno del MAS no abrogó el D.S. 21060, porque el modelo neoliberal está gozando de buena salud y esta en plena vigencia, y se la aplica sin ninguna sensibilidad social en contra de los trabajadores.
 sábado, 25 de junio de 2016

miércoles, 25 de mayo de 2016

A dónde nos conducen Maduro-Cabello

Por: Roberto López Sánchez | Lunes, 23/05/2016 

La dupla que conduce el gobierno bolivariano, Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, han tomado la ruta de la "radicalización" para evitar la pérdida del poder ante la derecha proimperialista. Asistimos en las últimas semanas a reiteradas afirmaciones de que no se permitirá la realización del referéndum "revocatorio", unido a manifestaciones y ejercicios militares preparando la respuesta ante un eventual golpe de estado y/o invasión de fuerzas extranjeras. Como derivado directo de esta "radicalización", se asume que tampoco se permitirá la realización de las elecciones de gobernadores.
Maduro y Cabello asumen, aparentemente, la ruta de desconocer la propia legalidad construida mediante las instituciones surgidas de la Constituyente de 1999. Ahora que los reiterados errores cometidos en los últimos años han conducido a la enorme pérdida del apoyo popular que inicialmente respaldó a la revolución bolivariana, los autodenominados "hijos de Chávez" se apoyan en el único bastión que todavía le queda a la revolución, las fuerzas armadas.
Todo esto en principio no sería malo, si no existieran presupuestos totalmente erróneos en la política adelantada por Maduro-Cabello.
Un primer elemento en contra de esta radicalización, es que hasta ahora la revolución bolivariana, particularmente en los últimos tres años, ha cabalgado sobre un discurso socialista y una práctica capitalista. Habrá que comprobar hasta dónde caminará esa "radicalización", y que no se quede en el camino como casi todos los proyectos "socialistas" de Maduro-Cabello. El socialismo no ha pasado de ser una pose en el discurso, sin asidero con la ejecución de gobierno.
Un segundo aspecto es la cantidad de corruptos que han integrado el equipo gubernamental y que lejos de ser investigados se mantienen en otros cargos, como ocurre con el general Carlos Osorio y con Rafael Ramírez, dos personajes cuyos más estrechos colaboradores están todos detenidos por corruptos o han desertado de Venezuela al exilio dorado con sus millones de dólares robados. Otros corruptos se les ha permitido desertar, y llevarse además su buena maleta de dólares, como Alejandro Andrade, Rafael Isea, Claudia Patricia Díaz, Hebert García Plaza y varios otros. No me cuadra mucho incorporarme a una radicalización revolucionaria al lado de estos personajes que Simón Bolívar no hubiera vacilado en fusilar.
Un tercer punto es la gran cantidad de falsos revolucionarios en la cúpula del PSUV, diputados, gobernadores, alcaldes, ministros, y demás cargos del Estado bolivariano. No creo que estos personajes vayan a acompañar una verdadera radicalización socialista de la revolución. O se abren y toman un plan B hacia la derecha, o se prepararán para traicionar la revolución y venderla ante el enemigo imperialista. No me imagino a Arias Cárdenas o Rangel Gómez involucrados en una revolución socialista venezolana. El que traiciona una vez lo vuelve a hacer.
Otro aspecto es la negociación y acuerdos con la derecha empresarial que Maduro-Cabello mantienen desde el arranque de su gobierno en 2013. Elemento que contrasta con su alejamiento casi total de las tendencias revolucionarias que no participan en el PSUV, y con su política destructiva hacia todos los sectores e individualidades que asumen posiciones críticas al gobierno desde el bando revolucionario. Es muy extraña una radicalización acompañada de la burguesía industrial y alejada de los movimientos sociales y agrupaciones revolucionarias.
Un último elemento para sospechar de esta radicalización es la ausencia de medidas efectivas contra el imperialismo y sus representantes criollos. Salvo la detención de Leopoldo López, el gobierno de Maduro-Cabello no ha metido preso a ninguno de los culpables de la fulana guerra económica, empezando por Lorenzo Mendoza, mil veces acusado y nunca investigado penalmente por el estado bolivariano. Tampoco han expropiado ninguna empresa o banco de relevancia para los grandes capitalistas criollos y extranjeros con inversiones aquí. No se entiende una radicalización socialista cuando no se toma ninguna medida que permita identificar ideológicamente al gobierno en el poder.
A dónde nos conduce la política de Maduro-Cabello: hacia el abismo, tengo pocas dudas de ello, aunque siempre hay que dejar abiertas otras posibilidades. Hasta ahora no desarrollan ninguna política dirigida a recuperar los millones de votos que se han perdido desde la muerte de Chávez para acá. Si acaso tratan de mantener un reducido respaldo clientelar limitado a los empleados públicos, a los beneficiarios de las misiones (sobre todo de la GMVV) y a los sectores más depauperados de la población y que dependen exclusivamente de las políticas sociales del estado.
Hacia la clase trabajadora como tal no existe ninguna política seria para incorporarla al proyecto socialista bolivariano (sigue sin existir un buró sindical del PSUV o algo que se le parezca; el fulano consejo presidencial de trabajadores es una instancia cooptada que no posee entidad ni capacidad para actuar revolucionariamente en el seno de la clase obrera). Tampoco existe política alguna hacia el campesinado, y menos aún hacia las clases medias y profesionales.
No existe un programa chavista para el futuro en el discurso de Maduro-Cabello y demás líderes del gobierno. Se reducen a defender lo que hizo Chávez, a decir una y otra vez que no traicionarán su legado. Pero en los hechos, el nivel de vida del pueblo trabajador se ha venido al piso, el salario se ha depreciado considerablemente en estos últimos tres años, hasta el punto de que bienes tan elementales como la ropa y el calzado se están haciendo inaccesibles para quienes vivimos de un salario, y apenas nos alcanza el sueldo para mal alimentar a nuestras familias. Sin hablar de posibilidades esfumadas como comprar y/o reparar electrodomésticos, mantener el vehículo familiar, viajar en vacaciones con la familia.
Lo que nunca logró la burguesía venezolana con sus paquetes neoliberales de CAP y Caldera en los 90, lo están consiguiendo Maduro-Cabello con su política de acuerdos con el empresariado. Arrodillar a los asalariados y aumentar a niveles fantásticos la tasa de explotación del trabajo por los capitalistas.
¿Por qué vamos hacia el abismo con Maduro-Cabello? Porque su política estúpida de aferrarse al poder en base al poder militar que todavía tienen (o parecen tener), en vez de convocar al pueblo a una verdadera radicalización socialista expropiando a la burguesía y encarcelando a sus representantes más conspicuos, nos conducirá a una situación de aislamiento internacional, de posibles intervenciones armadas de fuerzas extranjeras, sin contar para ello con fuerzas populares organizadas y moralizadas que se dispongan a librar batallas decisivas contra los enemigos de clase.
Obviamente, si se produjera una verdadera radicalización de la revolución, en la cual la burocracia renuncie a su poder usurpado y renuncie a sus privilegios de nueva clase dominante, si se le entrega el poder al pueblo, a los trabajadores, también encontraremos la respuesta violenta del enemigo imperialista. Pero estaríamos preparados para ello y venceríamos. Pero ese no es el caso de esta pseudo radicalización de Maduro-Cabello. Como dijimos al principio de este artículo, cuesta creer que sea verdad lo que pronuncian a diario en sus cansonas cadenas ante auditorios tarifados.
¿Cuáles son las medidas a tomar en una verdadera radicalización socialista de la revolución bolivariana?
Expropiar a la burguesía, por la calle del medio. Expropiar los grandes bancos privados (BBVA, Banesco, BOD, Mercantil). Expropiar las grandes empresas multinacionales que aún funcionan en Venezuela. Expropiar la Polar de una buena vez y dejar el falso discurso de confrontación con Lorenzo Mendoza.
Entregar el control de las empresas del estado a sus trabajadores, mediante los consejos de trabajadores y el control obrero. Aprobar un reglamento especial para ese control obrero de la producción, ya sea por el Mintrabajo o el TSJ.
Intervenir los cuerpos policiales y combatir sin piedad la corrupción en su interior. Disolver el CICPC, tal como lo propuso el difunto criminólogo Francisco Delgado. Acabar de una vez con la permisividad hacia los pranes en las cárceles venezolanas. Castigos durísimos hacia los policías y militares que se demuestre su complicidad y participación con el pranato.
Impedir por cualquier medio de fuerza la continuidad del contrabando de gasolina, alimentos y medicinas hacia Colombia y otros países extranjeros. Los militares que participen en estos delitos deben ser expulsados del cuerpo militar, condenados a largas penas de prisión y todos sus bienes mal habidos confiscados por el estado.
Cerrar los medios privados de comunicación que participen o colaboren de alguna manera con el sabotaje a la economía venezolana. Confiscar todas sus propiedades y cárcel para sus propietarios.
Sustituir y expulsar del PSUV y de la revolución a cualquier autoridad (gobernador, ministro, alcalde, diputado, jefe de empresa pública) que no acompañe con decisión esta radicalización socialista de la revolución bolivariana.
Toda autoridad bolivariana, que haya ocupado cargos de dirección a partir de febrero de 1999, debe demostrar de manera pública y fehaciente el origen de todas sus propiedades y las de sus familiares y amigos. Quienes no puedan demostrar el origen honesto de bienes suntuosos, deben ser confiscados todos sus bienes, y condenados a penas de cárcel ejemplarizantes.
Refinanciar la deuda externa, no seguir cancelando los compromisos internacionales, y destinar ese dinero para financiar las políticas sociales del gobierno. Primera prioridad debe ser el bienestar del pueblo y no la voracidad capitalista extranjera.
Investigar el otorgamiento irregular de divisas en Cadivi y demás instancias de gobierno, determinando responsabilidades tanto en los funcionarios públicos como en los empresarios privados culpables de ese enorme desfalco a la nación venezolana.
Intervenir las universidades autónomas e imponer una conducción académica orientada en función del Plan de la Patria, acabando con la conspiración que desde hace más de 10 años se gesta en su interior contra el proceso revolucionario.
Sólo con estas y probablemente otras medidas de igual corte, es que podremos apoyar una radicalización del proceso bolivariano. Mientras sea pura verborrea, la revolución seguirá su rumbo al abismo.
Maracaibo, Tierra del Sol Amada. 23 de mayo de 2016.
http://www.aporrea.org/actualidad/a228327.html